Cuidado de los equipos informáticos

Debido a las legislaciones vigentes, una parte de nuestra sociedad se ve en la necesidad de trasladarse a trabajar dado que ofrece la empresa un servicio básico. Por ello, hemos pensado en como poner nuestro grano de arena para frenar la curva y disminuir los casos de contagio.

Los equipos informáticos son una fuente de transmisión del coronavirus que en muchas ocasiones no es tenido en cuenta. Teniendo en cuenta que la forma más eficaz de prevenir es con la desinfección, hemos investigado las formas más correctas de desinfectar cada uno de los equipos informáticos que empleamos a diario para contribuir a disminuir la expansión del virus.

Aquí os dejamos algunas recomendaciones de cómo protegernos más y evitar que podamos infectarnos o alguna de las personas de nuestras familias o compañeros de trabajo.

Preparar la solución desinfección siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Sanidad: es una solución de alcohol que consiste en 70% de alcohol isopropílico y 30% de agua.

Utiliza en todas las veces, guantes desechables de látex al limpiar y desinfectar superficies, no tengas un contacto directo con los equipos.

Emplea un paño de microfibra humedecido con la solución de desinfección. La microfibra no provoca ralladuras y evita la liberación de partículas que pueden quedar atrapadas en los diferentes orificios del terminal. Evita emplear materiales fibrosos, como toallas o papel higiénico, ya que entonces dejarás restos de estos en los equipos y con el paso del tiempo, podrás dañar a los equipos. Es muy importante que el paño debe estar húmedo, pero nunca mojado.

No rocíes ningún líquido directamente sobre los equipos informáticos o móviles. De hacer esto, si tuviesen alguna grieta, se filtrará la solución y podrá ir dañando el equipo.

Verifica que las superficies que has limpiado se hayan secado completamente antes de encender el equipo después de la limpieza. Recuerda: No debe haber humedad en las superficies del equipo tecnológico antes de encenderlo.

Los guantes deben desecharse después de cada limpieza, y es necesario que, al lavarte las manos tras quitarse los guantes, recuerdes las recomendaciones de como limpiar cada dedo y el tiempo para estar protegidos dadas por las Autoridades Sanitarias.

Asegúrate de que las superficies que has limpiado se hayan secado completamente antes de encender el dispositivo después de la limpieza. Evita que haya humedad en las superficies del equipo antes de encenderlo.

Para ayudar en esta tarea te ponemos algunas imágenes con las indicaciones más importantes:

Limpieza de pantallas o móvil

Las pantallas de los móviles o tabletas son sistemas de alta tecnología que se deben limpiar de forma cautelosa, dada la fragilidad de estos equipos. El riesgo que se corre al limpiarlo de otra forma, es inutilizar el dispositivo.

Limpiar la pantalla de nuestro smartphone puede parecer una tontería, pero para hacerlo correctamente debemos tener en cuenta algunos de estos aspectos:

Para ver las manchas o suciedades es conveniente que apagues el dispositivo. De esta forma, se podrá notar con más facilidad la superficie a limpiar.

Limpia en pequeños círculos. Es la forma de acabar con la mayoría de las imperfecciones.

Evita los líquidos. Lo mejor es la limpieza en seco, a no ser que contemos con productos especialmente indicados para las pantallas, pero no suele merecer la pena la inversión.

Emplea Alcohol en gel. Este producto debe aplicarse con una toalla de papel. Si queda alguna mancha, usa el paño de microfibra para quitarla.

Limpia muy bien el paño de microfibra. Ponlo a remojo en agua tibia con un poco de jabón. Cuando lo escurras, procura no exprimirlo en exceso. Cuélgalo y deja que se seque al aire. No lo uses hasta que no esté completamente seco.

Limpieza de equipos informáticos

Sigue estos pasos y tus equipos estarán limpios evitando el contagio del coronavirus:

Apaga el dispositivo y desconecta la alimentación eléctrica. En caso de que el equip tenga baterías, retira las baterías de elementos como los teclados inalámbricos. Nunca limpies un equipo informático mientras esté encendido o enchufado a la corriente eléctrica.

Desconecta los periféricos externos, tales como monitores, teclados, ratones, lectores de memoria, etc.

Recuerda no emplear paños mojados, solo humedecidos. Te recomendamos que elijas un paño de microfibra con una mezcla de 70% de alcohol isopropílico y 30% de agua.

Limpia con cuidado las superficies empleando el paño humedecido. Revisa constantemente que la humedad gotee en áreas como teclados, pantallas o puertos USB de los ordenadores o impresoras. La vida útil de los equipos informáticos es mayor cuando no tienen exposición a la humedad. La humedad produce daños internos que no se ven y van afectando al rendimiento de los equipos.

Organiza la limpieza para no olvidar ninguna parte. Te recomendamos comenzar con la pantalla o el panel de control de la impresora y termina con cualquier cable flexible: cables de alimentación, del teclado o cables USB.

Para limpiar una pantalla o un panel de control de la impresora, aconsejamos que siempre limpies en una misma dirección: la parte superior de la pantalla hasta la parte inferior.

Después de la desinfección, la superficie de cristal de la copiadora/escáner debe limpiarse de nuevo con un limpiador de cristal rociado sobre un paño limpio para eliminar los restos. Os recomendamos eliminar los restos de la solución CDC del cristal de escaneo que podrían causar defectos en la calidad de copia.