Cuando se trata de diseño digital, ya sea para un sitio web, una aplicación o un nuevo tipo de producto de software, hay dos términos clave con los que debe estar familiarizado: Experiencia de usuario (UX) e Interfaz de usuario (UI) mejor comenzamos por las diferencias entre UX y UI.

Si bien UX y UI suenan similares, hay más diferencias entre UX y UI que solo una «X» y una «I». Pero antes de comenzar a definir todas las diferencias, primero repasemos lo que estos dos términos tienen en común (el usuario)

Diseño de experiencia de usuario (UX)

El objetivo principal del equipo de diseño de UX es garantizar que el usuario tenga una experiencia positiva con el sitio web, la aplicación o el producto. Este equipo está más preocupado por si el producto final tiene sentido desde una perspectiva lógica que por cómo se ve (pero esto no quiere decir que no les importe el aspecto).

Si regresamos a la analogía de la casa, el equipo de UX consideraría por qué no tendría sentido poner una cocina en el tercer piso de una casa o un garaje justo al lado del dormitorio principal. La forma o estructura debe ser lógica para que cree una experiencia positiva para el usuario.

El equipo de UX puede garantizar una experiencia positiva al observar el comportamiento de un usuario potencial y anticipar las dificultades. Cuando un equipo de UX tiene éxito, el usuario se siente positivo con respecto al producto; cree que fue fácil de usar y que se entregó información relevante cuando y donde la necesitaban.

Diseño de interfaz de usuario (UI)

Si bien mencionamos en el ejemplo anterior de construcción de viviendas que el diseño de interiores (o el equipo de UI) aparece después de que el constructor (o el equipo de UX) haya construido la estructura, no es tan simple en el ámbito del diseño digital. De hecho, los equipos de UX y UI a menudo trabajan juntos simultáneamente para garantizar que el producto final sea funcionalmente útil y estéticamente agradable.

Entonces, ¿cuál es el objetivo del equipo de UI? Diseñan cada interfaz o punto de contacto del usuario de una manera que sea visualmente atractiva y fluya en la secuencia correcta. La apariencia del producto descansa en las manos del diseñador de IU capaz, desde los prototipos hasta la entrega final.

Un diseñador de IU verificará si los botones de llamada a la acción son prominentes en la página y si los enlaces se ubican donde es más probable que un usuario los detecte. Este equipo emplea un método  para el flujo del diseño, lo que garantiza que la ruta desde el punto A al punto B sea fácil y clara para que los usuarios puedan avanzar.